" Cada salida, es la entrada a otro lugar"


Este blog pretende transmitir la belleza y peculiaridad de lo cercano, los lugares que nos transportan en el tiempo y en el espacio. Rincones de nuestra geografía mas próxima que nos dejen sin aliento o nos transmiten una paz necesaria en momentos de dificultad. Espero contribuir a que conozcamos un poquito mas dichos lugares, y a despertar la curiosidad del lector para que en su próxima salida, inicie la entrada a otro lugar... un lugar al que viajar sin necesidad de sacar billete
.







lunes, 28 de diciembre de 2015

JULIO VERNE Y LA SIMA DE SAN PEDRO



Un antiguo manuscrito autobiográfico hallado en un desván de la localidad francesa de Nantes asegura que Jules Gabriel Verne (Julio Verne) “imagino” su novela “Viaje al centro de la tierra” mientras visitaba la Sima de San Pedro de Oliete.
 
El pasado sábado 19 de diciembre será difícilmente olvidado por el joven investigador francés Pierre Duport. Lo que en principio iba a ser una mudanza, se convirtió en el encuentro de un tesoro excepcional. En el Desván del numero 135 de la Rué Gambetta de Nantes fue hallado un manuscrito autobiográfico, envuelto en un pañuelo verde de seda, escrito por el famoso escritor francés Julio Verne.

Dicho manuscrito consta de aproximadamente diez páginas donde narra sus peripecias en su proceso de documentación para escribir “Cinco semanas en globo”. Julio Verne cuenta como, bloqueado en la escritura de las primeras páginas de la novela, decidió volar en globo desde Nantes hasta Argel, con el objetivo de que ese aventurado viaje fuese una inspiración. En dicho viaje, una tarde de agosto de 1861, fue sorprendido por una tormenta de pedrisco que le obligo a aterrizar en pleno corazón de la cuenca minera turolense, concretamente en el bello barranco del Mortero de Alacón, en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos. Ayudado por los vecinos de la pequeña villa bodeguera, Verne traslado su globo a la localidad donde comenzó a ser zurcido por dos ancianas costureras.
 
          Julio Verne permaneció en Alacón tres días hasta que pudo reanudar su marcha en globo hacia Argel. En ese tiempo no dudo en probar los excelentes “caldos” caseros que se elaboraban en las bodegas de Alacón, así como hacer turismo por las localidades cercanas.

        Precisamente en una visita a la sima de San Pedro de Oliete, mientras Verne observaba a un joven agricultor bajar hasta el fondo de la sima en busca de Palomina para las huertas, al escritor francés se le ocurrió el titulo de otra de sus novelas: “Viaje al centro de la tierra”. Imaginó que aquel joven bien parecido, accedía a las entrañas de la tierra por aquel enorme agujero, viviendo excitantes y extrañas aventuras en un mundo fantástico. Julio Verne afirma en su manuscrito, que la sima de San Pedro le abrió los ojos a una gran novela, que sería publicada en 1864. 


En Alacón, sus vecinos más antiguos todavía recuerdan las historias que contaban sus padres sobre un loco francés que bajo del cielo. Un simpático cuentacuentos con gran imaginación que paso unos días junto a los vecinos de la pequeña localidad de la Sierra de Arcos. Según dicen, todo el mundo recuerda lo que Julio Verne grito cuando su globo volvía a elevarse en dirección a Argel. Dijo: INOCENTESSSSSSSS


jueves, 17 de diciembre de 2015

VALDECASTILLO Y QASR ABBAD



Mucho me habéis oído hablar de la importancia del barranco de Valdecastillo a lo largo de la historia cuando  hago  referencia  a  la  Sierra  de  los  Caballos.  Por  dicho barranco siempre transcurrió un antiguo camino,  probablemente  ya usado en época íbera  dados los  yacimientos que existen en la zona de la fuente del Salz, que servía de vía de comunicación entre los valles del Guadalope y el Guadalopillo.

 
Dicho camino siguió comunicando Alcorisa y Berge con las localidades de Castellote y Seno hasta bien entrado el siglo XIX, pues Pascual Madoz, en la descripción que hace de la villa de Alcorisa en su diccionario geográfico, todavía nombra esta vía de comunicación:

“Los caminos son todos carreteros, excepto el que va a Castellote, que es de herradura y malo por la escabrosidad del suelo.”

Como veis, nuestros antepasados, mientras iban en el “coche de San Fernando” o ayudados por equinos, todavía utilizaban este camino en sus desplazamientos a Castellote. De hecho, según se cuenta en el libro de Dámaso Calbo y Rochina de Castro escrito en 1845 y titulado  “Historia de Cabrera y la guerra civil en Aragón, Valencia y Murcia”, este camino sirvió para que una avanzadilla de 3 cañones isabelinos se desplazase hasta Castellote, el mal tiempo y la dificultad del camino hizo que las tropas del General Espartero bajasen la guardia y fueran emboscados por los carlistas en las inmediaciones de Seno, hiriendo a dos oficiales de la Reina. Espartero al día siguiente ordeno que el resto de la artillería rodease dicho camino, desplazándose hasta Ejulve para así bajar con más facilidad desde esta localidad hacia Castellote.


Valdecastillo era uno de los pocos pasos transitables que unían  los territorios de las Ordenes Militares. Primero entre Calatrava y el Temple y más tarde entre Calatrava y los Hospitalarios. La sierra de los Caballos siempre ha sido un extraordinario emplazamiento estratégico. Línea de defensa en las diferentes guerras que han asolado nuestro territorio. Lo fue en los enfrentamientos entre las taifas de Zaragoza y Lérida-Tortosa, lo fue en la reconquista y también lo ha sido en los diferentes capítulos bélicos que se han vivido en la zona ya en época contemporánea.

Como veis la historia de este camino es milenaria y su importancia no le va a la par. En la obra del geógrafo andalusí del siglo XI Al-Udri, en la que describe con detalle el territorio de la Marca Superior de Al Ándalus, se dice lo siguiente:

“Distritos de Zaragoza:

El distrito de la ciudad, que va desde la puerta meridional de Zaragoza hasta Aqabat Malilla;  el de Qasr Abbad, contiguo al de la ciudad. Qasr Abbad queda cerca del de Tortosa, y en estos momentos está en la ruta que lleva a ella…”

Los académicos que han estudiado con detenimiento la Marca Superior dan por hecho que “Qasr Abbad” era el nombre que recibía toda la zona del Bajo Aragón histórico, incluido el Bajo Maestrazgo. Existe el convencimiento general entre los eruditos de la materia que la ciudad islámica de Qasr Abbad, es la misma que el Cazarabet que aparece en varios documentos medievales.

Los miembros del GEMA (Grupo de Estudios Masinos) basándose en la transcripción de la carta puebla de Castellote, promulgada por la Orden del Temple en 1282, situaron Cazarabet en algún punto de las hoces del Guadalope, cerca de Ladruñan, de hecho todavía en esa zona existe una masía que recibe el mismo nombre. El documento de donación del Obispo Bernardo a la cámara de La Seo de Zaragoza, que  data de 1148, tambien confirma dicha ubicación.

Pese a que los investigadores masinos se personaron en el lugar indicado, no encontraron indicios suficientes para afirmar que allí existió una importante ciudad islámica. Y digo que tuvo que ser importante porque “Qasr” en árabe significa castillo-palacio, de ahí deriva Alcazar o Al Qasr. Qasr Abbad hacía referencia a “Palacio de Abbad” y era lo suficientemente importante para dar nombre a un extensísimo territorio. ¿Dónde están pues las ruinas de aquella mítica ciudad de tanta relevancia? Tendremos que seguir buscando en la zona.

De todos modos, si tenemos en cuenta que, según comenta Al Udri, Qasr Abbad estaba ubicado en el camino que unía Tortosa y Saraqusta (Zaragoza), y parece claro que Cazarabet estaba situado en las hoces del Guadalope, uniendo las tres ciudades, Saraqusta, Qasr Abbad y Tortosa, es más que probable que dicho camino transcurriese precisamente por el Barranco de Valdecastillo.

La línea más recta entre esos puntos seria desde Zaragoza a Alcorisa por el camino convencional. Desde Alcorisa por el barranco de Pescarranas hasta la peña del Tormo. Por Las Ermitas seguiríamos por el que todavía hoy en los mapas se llama camino de Santolea, hasta desembocar en el camino de Seno proveniente de Berge que baja ya hasta el Barranco de Valdecastillo. Continuaríamos por dicho Barranco hasta la fuente del Salz, y precisamente por el mismo camino de donde mana dicha fuente subiríamos hasta el “Corral del Catalán”. De allí siguiendo el mismo camino, pasando las masadas de Herrero, Cayetano y Pascual, desembocaríamos ya en la carretera de Cuevas de Cañart. Continuaríamos por esta carretera y giraríamos a la derecha para cruzar la sierra de la Garrocha por el estrecho hasta salir ya a Ladruñan. De allí bajaríamos a la Algecira, traducido del árabe “la isla verde”, y aguas arriba hasta Cazarabet. Curiosamente por ese lugar atraviesa un camino de herradura en dirección a Olocau del Rey llamado “El camino del Cid”. ¿Casualidad?. Desde Olocau bajaríamos a Morella y de allí a Tortosa.

Sin lugar a dudas si tuviéramos que unir Tortosa y Zaragoza, Alcañiz es el camino más rápido, pero estamos hablando de rutas comerciales, de antiguos caminos que unían ciudades importantes entre sí, y sin lugar a dudas, Qasr Abbad y Morella eran dos de las más importantes de la Marca Superior.

 Como veis la relación de Valdecastillo con la historia es absoluta. La gran importancia de esta vía de comunicación explica el porqué se construyo una torre fortificada en el cauce del rio Viñas, o porqué los Qal’s de Alcorisa, Berge y Val de Nuez se encargaban de la defensa de este importante paso.


No solo vale con su recuerdo, pongámoslo en valor.


martes, 15 de diciembre de 2015

LOS SERVITAS DE LADRUÑAN Y LAS CUEVAS DE CAÑART

“Se dice que los siete santos fundadores de la Orden de los Servitas, o Siervos de María, son un caso único en la Iglesia católica, pues son el único ejemplo de una Orden religiosa fundada por siete personas igualmente destacadas en virtud y no por uno o dos fundadores.

Se ha llegado a decir que los nombres de los fundadores fueron: Buenhijo Monaldi, Bonayunta Manetti, Maneto dell’Antella, San Amadio de los Amidei, Sosteño, Hugo, y Alejo Falconieri. San Alejo es el más conocido de ellos.

La orden fue fundada en el siglo XIII en Florencia. Los siete santos fundadores pertenecían ya a una especie de cofradía dedicada a la veneración de Santa María; al principio eran solamente un grupo de amigos que decidieron optar por el Evangelio ante la constante situación de caos y enemistad de la Florencia de 1233. Un 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen, decidieron dedicarse por completo a Jesús y al servicio de Santa María. Poco tiempo después recibieron la aprobación del Papa.

El Viernes santo de 1239 refirieron haber tenido una visión en la cual Santa María les indicó usar un hábito negro y adoptar la regla de San Agustín.

Entre sus distinciones espirituales se encuentran la preferencia por la soledad y el retiro además de la expansión de la devoción y amor a la virgen María.

San Alejo vivió lo suficiente para ver expandida la orden. El papa León XIII canonizó a los siete fundadores el 15 de enero de 1888.”

Fuente: Wikipedia



A esta Orden religiosa, especial desde su fundación, se la vincula con otra de las Órdenes míticas del Medievo, el Temple.

Fueron hermanos Servitas los que construyeron el convento de Ladruñan, cuya ubicación, según cuenta el padre Faci, se debió al milagro allí producido. Pues un ser alado, identificado como el arcángel San Miguel, salvo de la muerte a un pastorcillo que se despeño desde lo alto de la peña que albergaba la cueva. Posteriormente los vecinos de Ladruñan escucharon música celestial salir de las entrañas de dicha cueva.

Esa primera ubicación se cree que fue abandonada por posibles desprendimientos, que causaron graves daños a la estructura del primer convento. Es entonces cuando la Orden decide trasladar el templo a la vecina localidad de Cuevas de Cañart. 

Allí, en el siglo XVIII, se construye un nuevo convento que albergaría a los numerosos Servitas que todavía tomaban el habito en las ásperas tierras cercanas al lugar donde se localiza el mítico despoblado de Cazarabet o Qasr’Abbad. 


Este último convento, de construcción barroca, sucumbió a las desamortizaciones, a las guerras carlistas, a la dejadez y a la desidia, y es poco lo que ha sobrevivido hasta nuestros días. De todas formas, lo que hoy podemos contemplar, es suficiente para darnos cuenta que en otro tiempo este convento tuvo un porte excepcional. Una belleza inigualable, cuya iglesia lucia bellas decoraciones de estuco que lo convertían en un edificio de gran monumentalidad.


Ya que no pudimos conservarlo en su totalidad, al menos consigamos que las estructuras que aún permanecen en pie, sigan manteniéndose así.




IGLESIA DE LA VIRGEN DE LA CARRASCA EN BORDÓN

Mucho se ha hablado ya de este mítico templo de traza gótica.


Su aparición en el programa “Cuarto Milenio” de la mano del investigador Sergio Solsona, ha supuesto que esta parroquia se haya convertido en lugar de peregrinaje de los amantes de lo esotérico. De aquellos que comparan esta bella iglesia del Maestrazgo con la célebre capilla escocesa de Roslynn.

Su pasado templario, su extraña simbología pictórica, con algunos símbolos vinculados al paganismo o a músicas prohibidas, y la capilla de Santa Lucia, en la que se distingue la talla de un pasaje de los evangelios apócrifos, han convertido a este modesto templo en uno de los lugares más misteriosos de nuestro país. Incluso el hecho de que esta ultima capilla este bajo la protección del Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza no hace más que acrecentar la leyenda sobre los secretos de esta original parroquia.

“El 14 de diciembre de 1998, el Sr. Daniel Bellido, bibliotecario del Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza, escribía al Rvdo. Sr. Cura Párroco de Bordón pidiendo su colaboración en la investigación histórica sobre el nacimiento del Colegio de Abogados de Zaragoza, labor ésta en la que participaba juntamente con el Dr. Jesús Morales Arrizabalza, profesor de Historia del Derecho en dicha universidad. Junto a la petición, le adjuntaba la transcripción de un documento.
Se trata de un documento, fechado en 1399, en el que un matrimonio de Bordón fundaba una capellanía en dicha parroquia y nombraba como uno de los patronos de la misma al Prior o Pavorde de la Cofradía de San Ivo de Zaragoza, cofradía que fue fundada por los abogados zaragozanos en la segunda mitad del siglo XIV.
El documento en cuestión no es ningún testamento como se ha dicho en varias ocasiones, sino simplemente un acta notarial de una fundación. No existe el original, sino una copia del siglo XVII en la biblioteca del Colegio de Abogados de Zaragoza.”

Juan Bover Puig (Presidente del Centro de Estudios del Maestrazgo) 


Según parece, en esta iglesia, los solsticios traían consigo el hábito templario a los iniciados de la encomienda de la Orden en Castellote. Se dice que, tras un duro proceso de selección, aquellos jóvenes novicios caminaban solos desde el castillo de la encomienda, sito en Castellote, hasta la Iglesia de la Virgen de la Carrasca, ubicada en Bordón, y allí pasaban la noche encerrados en un extraño zulo presidido por la cruz TAU, recibiendo al amanecer bajo el sol dibujado en los frescos del techo, lugar donde los primeros rayos incidían en los solsticios.

Como veis la Virgen de la Carrasca no solo es un edificio con historia, es un templo de leyenda. Es uno de esos lugares en los que todo el mundo, místico o no, siente que se encuentra en un sitio especial. Uno de esos lugares en los que, sus formas, su decoración, su historia y sus antiguos propietarios y constructores, hacen que alrededor de él se levante una tenue niebla de misterio y admiración que a nadie deja indiferente.
 

Amantes de lo misterioso, admiradores del arte, fervorosos de lo antiguo, turistas curiosos, enamorados de la historia, fans del código templario, fieles católicos, exploradores con ganas de conocer… todos y cada uno de nosotros deberíamos visitar este mágico lugar, porque, de una u otra forma, lo que es seguro, es que no nos decepcionara.

viernes, 6 de noviembre de 2015

ERMITA DE LA VIRGEN DEL PILAR (Hinojosa de Jarque

Los claroscuros que existen sobre algunas épocas, algunos acontecimientos o algunas organizaciones del medievo obligan, en mas de una ocasión, a buscar en la simbología de la arquitectura heredada de ese tiempo pistas que nos hagan conocer mejor su historia. La decodificación de la arquitectura, manuscritos, esculturas, relieves, símbolos, sellos... no solo se ha convertido en algo necesario para dilucidar episodios de la historia sino que existen expertos académicos dedicados a esos menesteres.                                    

                                        


La Ermita de nuestra señora del Pilar de Hinojosa de Jarque es un claro ejemplo de arquitectura distinta, de construcción poco corriente en edificios religiosos. Su planta octogonal la equipara a unas pocas construcciones, la mayoría de origen templario, que han sido y son estudiadas hasta la saciedad con el fin de encontrar una explicación al hecho diferencial de su estructura con respecto a la mayoría de templos que eran construidos sobre planta de cruz griega o rectangular.

La creencia mas extendida es que los Caballeros del Temple construían templos de estructura octogonal en honor a su primera residencia, la mezquita de Al-Aksa sobre la cima del Monte Moira de Jerusalen.

De todas formas, para aquellos que ya estáis viendo la mano templaria en las tierras de Hinojosa, os diré que la Ermita actual fue construida en el siglo XVIII, cuando la orden hacia siglos que había sido disuelta, lo que nos lleva a otras interrogantes:

¿Porque en el siglo XVIII se decidieron por esta estructura para construir esta ermita? ¿Fue construida sobre restos muy anteriores? ¿Existían influencias templarias en la persona que diseño esta bella ermita?

Interrogantes... la historia esta llena de ellas.

"Edificio de planta central realizado en mampostería con refuerzo de sillería en los ángulos. Consta de un espacio central octogonal rodeado por un segundo espacio también octogonal formado por capillas cuadradas en alternancia con pequeñas capillas-hornacina de planta triangular. Cada capilla cuadrada se comunica con el espacio central por medio de un arco de medio punto que apea sobre pilares trapezoidales.
La zona central se cubre con una cúpula a gajos sobre tambor y las capillas perimetrales se cubren con cúpulas sobre pechinas. La iluminación se realiza a través de los óculos que se abren en los ocho sectores de la cúpula y a través de vanos adintelados que se encuentran en el tambor.
Al interior destaca la decoración de estucos y pintadas en tonos pastel de estilo rococó. El espacio central se decora con estucos y rocallas, mientras que las capillas perimetrales se decoran con escudos de rocalla las pechinas y con molduras y pintura las cupulitas; las capillas triangulares se decoran con una hornacina de concha con una cabeza de ángel.
Al exterior se trata de un edificio de volúmenes unitarios que refleja la composición interior del espacio. La cúpula al exterior se cubre con tejas vidriadas y el cuerpo inferior con teja árabe.
Destaca el pórtico realizado en piedra sillar y rematado por un frontón triangular y cubierto en su parte interior por una bóveda de cañón, este pórtico alberga la portada del templo que se abre en arco de medio punto flanqueado por pilastras, sobre ella se desarrolla un entablamento con la fecha de 1718 ( año de inicio de las obras) y remata con una hornacina avenerada coronada por un florón.

Es uno de los edificios más notables de la provincia de Teruel ya que está formado por una planta centralizada de gran complejidad que hace referencia a la Capilla Palatina de Aquisgrán."

http://www.sipca.es/censo/7-INM-TER-026-123-001/Ermita/de/la/Virgen/del/Pilar.html#

miércoles, 7 de octubre de 2015

ALIAGA Y CASTELLOTE



 El antes y el después de dos de los castillos más importantes de la provincia de Teruel.

Dos fortalezas que sufrieron los arrebatos belicistas de la sociedad del XIX. Los impactos de miles de bolas de plomo escupidas con saña en una de tantas guerras incomprensibles. Carlistas e Isabelinos arrancaron de cuajo, no solo la vida y el alma de miles de turolenses, también el rico patrimonio que nos había legado una historia en la que Teruel si era importante.

Asfixiada, mutilada, saqueada, triste, olvidada… así quedo nuestra provincia tras las guerras carlistas.

Hoy, gracias a las artes graficas del siglo XIX, todavía podemos hacernos una idea de la majestuosidad de dos fortalezas de gran importancia en la historia de nuestra provincia. Dos castillos que posaron orgullosos durante siglos, testigos de los numerosos acontecimientos que vivía nuestra tierra hasta que, en apenas unos años, a base de cañonazos, los hicimos desfallecer.

Castellote, reducto templario y sanjuanista, ha visto recientemente consolidadas las estructuras que todavía permanecían en pie. Al menos las futuras generaciones podrán imaginar la belleza y esplendor de esta imponente construcción militar. 


http://exploradordeproximidad.blogspot.com.es/2013/08/castillo-de-castellote.html

 Aliaga, sanjuanista desde la reconquista,  de momento no ha tenido esa suerte, los números visitantes que recibe el parque geológico que lo abriga, ven como poco a poco el castillo exhausto, deja caer, piedra a piedra, recuerdo a recuerdo, las pocas estructuras que hoy continúan en pie.


Observar en esta ilustración, extraida del blog teruelandia.blogspot.com, lo cruenta que fue la toma de Aliaga. Como los seres humanos sembramos de destrucción una tierra que la naturaleza cincelo con mimo para que todos disfrutásemos de su belleza.




Cada impacto en los bellos muros de estas magnificas obras de ingeniería, se convertían en una inyección de chapapote en el corazón de los hombres. ¿Y todavía no hemos aprendido la lección?

 http://exploradordeproximidad.blogspot.com.es/2013/08/castillo-de-castellote.html