" Cada salida, es la entrada a otro lugar"


Este blog pretende transmitir la belleza y peculiaridad de lo cercano, los lugares que nos transportan en el tiempo y en el espacio. Rincones de nuestra geografía mas próxima que nos dejen sin aliento o nos transmiten una paz necesaria en momentos de dificultad. Espero contribuir a que conozcamos un poquito mas dichos lugares, y a despertar la curiosidad del lector para que en su próxima salida, inicie la entrada a otro lugar... un lugar al que viajar sin necesidad de sacar billete
.







domingo, 6 de agosto de 2017

SANTUARI DE LA MARE DE DÉU DE LA FONT (Castellfort)

Fue un encuentro casual, uno de tantos días  que sin mapa y sin rumbo dejamos al instinto que nos guiase por esas maravillosas tierras del Maestrazgo.



Habíamos visitado Morella, y desde allí nos dejamos llevar por los sentidos. El nombre de Castellfort llamo nuestra atención y una mirada cómplice basto para que yo encaminara el coche por aquella carretera sinuosa.

Apareció de repente, sin esperarlo. Un pórtico enorme nos dio la bienvenida, y en su interior un pequeño Santuario con un encanto especial, un bello conjunto arquitectónico en un lugar espectacular.




No pudimos ver el interior de aquella preciosa construcción pero teníamos la sensación de que guardaba algún tesoro, que guardaba algún secreto. Y no nos equivocábamos, nuestro amigo Sergio Solsona, en su libro "Maestrazgo Templario", nos habla de ese lugar especial y de las misteriosas pinturas que hay en su interior. Muy recomendable su visita.

"El ermitorio es un conjunto conformado por la Iglesia-Hospedería, la Cofradía y un Porche, que se encuentran formando un recinto, cerrado y defendible, de forma triangular que es atravesado por el camino de Ares a Castellfort.

La iglesia original, de pequeñas dimensiones, del siglo XV, se sitúa junto a una cueva en la que existe un manantial natural, que da nombre al ermitorio. Éste sufrió varias modificaciones hasta el siglo XVII, en que adquirió su configuración actual, con bóvedas de cañón con lunetos en la nave central y de crucería falsa en la capilla mayor. Se trata de una Iglesia de una nave rectangular con tres crujías y ábside poligonal. La entrada es lateral, por el lado de la epístola, el de la derecha. La cubierta exterior sobre maderas a dos aguas. La hospedería la forma un edificio en forma de "L", que conecta con los pies de la Iglesia. Está realizada con muros de sillería y mampostería. Se trata de un edificio de planta rectangular con dos alturas realizado en 1566.




En el interior destacan unas pinturas murales monocromas, en las que se representan las vidas de Jesús y la Virgen, pintadas en 1597 por Cerdá. Al exterior destacan algunas portadas y ventanales de piedra labrada. En la esquina que forma el edificio hay un porche resuelto con arcos de sillería de medio punto, y una puerta que da a la parte posterior del barranco. El edificio de la Cofradía no se dispone ortogonal a los anteriores, siendo el de última construcción. Son de destacar las pinturas de la sala principal.


Las fachadas de este edificio se modificaron a finales del XIX, introduciendo balcones de hierro forjado. Por último el Porche y el acceso desde Ares a modo de puerta fortificada, acaban de delimitar el recinto."


sábado, 5 de agosto de 2017

ERMITA VIRGEN DEL PILAR (Andorra)

Uno de los templos religiosos más antiguos del Bajo Aragón, pues su construcción original data del siglo XII. 
 

En un antiguo documento del año 1148, en el que el Obispo Bernardo hace diversas donaciones a la Cámara de La Seo de Zaragoza, ya se hace referencia a la iglesia de Andorra, junto con muchas otras de la zona, por lo que es muy probable que sea esta ermita la iglesia que aparece en ese antiguo legajo del cartulario menor de la Catedral de San Salvador, puesto que existe constancia que las primeras casas que conformaban la villa minera se encontraban alrededor de este templo.



 
 

  
Originalmente se construye bajo la advocación de María Magdalena, curiosamente la misma advocación que tuvo el primer templo cristiano conocido que hubo en la vecina localidad de Alcorisa.
Ha sido ampliamente reformada a lo largo de su historia, pero todavía se distinguen trazas románicas y del gótico bajo aragonés en toda su estructura. Por desgracia no pude acceder a su interior, pero copió varias fotos de SIPCA para que podamos ver la riqueza arquitectónica que esconde esta modesta construcción.

 
 


Ermita en honor a la Virgen del Pilar, que antes lo fue a María Magdalena, y que tiene el honor de ser la primera iglesia parroquial que tuvo la villa de Andorra.
 
Desprende bocanadas de historia por cada uno de sus sillares.